TU TALLER DE MECÁNICA RÁPIDA
EN MADRID

Ahorra tiempo y dinero con nuestro
servicio de mecánica rápida.

Discos y pastillas de freno, carga de aire acondicionado, revisión oficial, neumáticos, y todo lo que tu coche pueda necesitar.

PORQUE SABEMOS QUE SU TIEMPO ES ORO,

SERVICIOS DE MECÁNICA RÁPIDA GARCÍA MOTOR

Realizamos los servicios principales que necesita tu coche en unas pocas horas. ¿Cómo funciona?

Pídanos cita previa en el 91 697 64 25 y dinos que servicio necesitas.

Tráenos tu coche el día y a la hora acordada.

Espera en nuestra sala acondicionada o recoge tu coche más tarde.

Llévate tu coche en poco tiempo, reparado y limpio.

NUESTROS SERVICIOS DE MECÁNICA RÁPIDA

En García Motor no solo te ofrecemos rapidez y eficacia, también cuidaremos cada detalle de tu coche para un arreglo de máxima calidad. En nuestro taller mecánico de Fuenlabrada (Madrid) encontrarás todo tipo de servicios ajustados a tus necesidades particulares. Entre ellos está el de mecánica exprés, basada en el cambio y reparación de los elementos fundamentales del coche (aceite y filtro, neumáticos, dirección, frenos, tubo de escape y batería…) en un tiempo récord, y como siempre con la máxima profesionalidad.

Además, en Además, en García Motor disponemos de un área de recepción donde un gestor tramitará la entrada en taller de tu coche y hará una revisión previa para conocer el estado general de tu vehículo. También ofrecemos un servicio de limpieza GRATUITO tras las reparaciones. disponemos de un área de recepción donde un gestor tramitará la entrada en taller de tu coche y hará una revisión previa para conocer el estado general de tu vehículo. También ofrecemos un servicio de limpieza GRATUITO tras las reparaciones.

A continuación te mostramos algunos de los servicios exprés que podrás encontrar en nuestro taller mecánico de Fuenlabrada.

Qué es el turbo del coche

El turbo es un sistema de sobrealimentación que se consigue cuando se comprime el aire que circula hacia el motor, haciendo una mezcla todavía más rica. Gracias a un turbocompresor, enviamos una mayor cantidad de oxígeno, junto con una mayor cantidad de combustible. Con esto se consigue un aumento de la potencia, además de una respuesta muy contundente en cuanto este entra en funcionamiento.

El turbo está compuesto prácticamente por dos turbinas. Una de ellas gira debido a la acción de los gases del escape. La otra turbina gira al mismo tiempo, pero lo que hace es que empuja el aire hacia la entrada del motor. Durante el proceso del giro de turbinas, el turbocompresor puede girar a una velocidad de hasta 200.000 RPM. Además, puede alcanzar una temperatura de hasta 900ºC. Los gases salen del escape con una temperatura realmente alta, y no sería positivo que llegasen así al motor.

Pues bien, para evitar que estos gases calientes pasen al motor, hay entre ambas turbinas una pieza que sirve para enfriar el aire que va desde el turbo hasta el motor.  Así, alargamos la vida del turbo.

Paralelo del coche

Tus neumáticos perfectamente alineados

El paralelo del coche hace referencia al alineado de los neumáticos y es algo que debería hacerse bastante a menudo para que el vehículo tenga un correcto funcionamiento. Según los expertos, lo más recomendable es realizar esta operación con cada cambio de cubiertas. Esto se debe a que es algo que, a la larga, afecta al comportamiento del vehículo.

Es importante que todas las ruedas estén paralelas entre sí, además de estarlo con el eje de la carretera. Por lo general se tarda entre 30 y 45 minutos. Es normal que, con el paso del tiempo, y con el uso intensivo de la alineación, los neumáticos se vayan desajustando debido a pequeños golpes que reciben. Por ejemplo, le puede influir conducir sobre un asfalto en mal estado o sobrepasar badenes con una velocidad inadecuada.

Reparación o sustitución de lunas

Cuándo elegir cada opción

Una situción muy común es cuando estamos circulando y una piedra salta a nuestro parabrisas. Es en ese momento cuando ves que la piedra ha agrietado ligeramente el crital. Cuidado, porque aunque consideremos que la grieta es muy pequeña y que probablemente no irá a más, puedes estar realmente equivocado. Es cuestión de tiempo que la luna termine por agrietarse más y romperse, lo cual supone un peligro.

Imaginemos que la rotura se produjera mientras estamos conduciendo. En esta ocasión, no solo estaría en peligro nuestra seguridad sino también para el resto de los ocupantes del vehículo y los demás conductores. El parabrisas aporta protección, seguridad y una correcta visión.

Por tanto, es imprescindible reparar la luna cuando se produce una mínima rotura. Sin embargo, habrá situaciones en las que no sea posible la reparación y, por tanto, habrá que pasar a la sustitución de lunas.

Sustitución de lunas: cuando no se puede solucionar

Cuando la gravedad de la grieta es demasiado grande, reparar una luna no es una opción. Por tanto, la mejor opción es una sustitución de lunas. Es importante tenerlo en cuenta ya que el parabrisas es un importante factor de seguridad. Un parabrisas dañado es un peligro para los ocupantes del vehículo.

Cuando la rotura tiene un tamaño inferior a una moneda de dos euros y se encuentra fuera del ángulo de visión, es posible realizar la reparación. Sin embargo, si estos requisitos no se cumplen, o si la rotura se encuentra a menos de 6 cm del borde del parabrisas, sí o sí habrá que proceder a la sustitución de la luna.

Sea cual sea el caso, es imprescindible acudir a un taller especializado para que realice o bien la reparación o la sustitución de lunas. En tu taller mecánico en Fuelabrada García Motor nos comprometemos a sustituir tu luna por una que también estará homologada. Siempre trabajamos con los mejores profesionales y proporcionamos el mejor trato posible.

Reparación del parabrisas. Aspectos a tener en cuenta

Aunque cuando se realiza la reparación del parabrisas permite que la conducción se de en condiciones normales, este es como el cuerpo humano: quedará una cicatriz del impacto. Por eso es importante actuar rápidamente desde el momento en que se produce el daño. Si el tiempo que tardamos en actuar es demasiado elevado, será bastante común que la grieta crezca y, por tanto, nos obligue a sustituir la luna por completo.

Además es completamente fundamental que cuando se realice la reparación no quee ninguna imperfección en la superficie. De lo contrario, al caminar sobre una zona pedregosa  o si volviera a saltar una piedra, podría romperse de nuevo y lo más probable es que se produjera un desperfecto mayor.

Debes poder confiar en el taller al que decidas llevar tu vehículo, ya que el modo de reparación del parabrisas debe seguir ejerciendo su papel de protección frente a ls rayos del sol.

 

Cambiar faros, pilotos y bombillas

Cada vez son más los coches que tienen luces LED o XENÓN que no se pueden cambiar. Sin embargo, todavía existen muchas bombillas que sí se pueden fundir. Aunque se trata de un proceso sencillo, es necesario seguir una serie de precauciones. En los años 90 parecía que el xenón iba a ser lo mejor para dar luz en los coches. Ahora, los nuevos modelos llevan luces LED y LÁSER. Cada vez es más común y se supone que las luces led tienen una duración mayor a la del propio vehículo.

Cambiar una bombilla fundida es relativamente fácil. Sin embargo, debemos seguir una serie de precauciones. Es imprescindible que evitemos tocar el cristal de la bombilla con la piel. Si la tocamos, lo más probable es que se funda antes de tiempo. Es importante conocer el tipo de bombilla que necesitamos. Hay que comprobar el acceso que tenemos para acceder, ya que a veces requiere de desmontar bastante el coche para tener acceso. Hay que tener cuidado cuando logremos el acceso, ya que la bombilla puede estar caliente. Una vez vayamos a colocar la bombilla (sin tocarla con los dedos) debemos asegurarnos de que queda bien asentada en el hueco, para que mita la luz de forma correcta. Cuando esté listo, monta la tapa y déjalo todo tal y como estaba antes del proceso.

Los faros del coche son uno de los elementos esenciales en cuanto a seguridad en un coche. Son necesarias tanto para ver bien como para ser vistos. Te aconsejamos cambiar las bombillas halógenas cada cuatro años. Hazlo por parejas para que estas no pierdan luminosidad y tengan la misma intensidad.

Retrovisores

Los retrovisores, sobre todo el izquierdo, son elementos fundamentales a la hora de conducir y circular. Se consideran elementos de seguridad y la rotura y pérdida de uno de ellos puede dificultar la circulación. Por eso, en nuestro taller de mecánica en Madrid disponemos de los medios y los técnicos necesarios para proceder a la reparación del retrovisor de tu coche.

Ya sea un retrovisor manual o automático, el García Motor lo reparamos con las mejores garantías. Te aseguramos el correcto funcionamiento del mismo, ya sea una rotura de chapa, de electrónica o el espejo.

Cerradura

En García Motor ofrecemos un servicio de reparación de cerraduras de coches. Nuestos técnicos y profesionales pueden reparar la cerradura, cambiar el bombín, realizar la codificación de bombines de coche de todas las marcas y realizamos recuperación de código PIN.

En tu taller mecánico de confianza en madrid adaptamos las cerraduras y las llaves por código, sea cual sea el modelo del mismo. Nuestros expertos pueden reparar la cerradura de tu coche con las mejores prestaciones y en el menor tiempo posible. En García Motor aseguramos el arreglo de la cerradura.

Daños leves de carrocería

Con el paso de los años es lógico y normal que los vehículos sufran daños leves de carrocería. Sin embargo, no hay que dejarlo pasar. Es importante reparar los daños de carrocería. Intentar disimular los golpes y no arreglarlos puede provocar un daño mayor, ya que la chapa del vehículo se oxida. Por eso, te recomendamos ir a nuestro taller de chapa y pintura en Madrid y reparar los pequeños golpes para evitar que se produzcan daños mayores en la carrocería del vehículo.